Juego de Tronos

2019 05 23

Reflejo de una sociedad enferma son ciertos poderes otorgados a la misma, que desvirtúan el arte.

Hideaki Anno, autor de Neon Genesis Evangelion (uno de los mejores animes de la historia) fue criticado drásticamente por el final que propuso a su historia. Y aunque el autor defendió su cierre, algunos se atrevieron a decir que tuvo que hacer algunas películas adicionales para aplacar las amenazas que los propios fanáticos habían perpetrado en contra de su vida. Tampoco se podría olvidar lo que ocurre en Misery, de Stephen King, con la fanática más amenazadora, desequilibrada e impredecible que un creador podría encontrarse. En suma, aunque un escritor conjure su propia obra al momento de publicarla, para los lectores más cercanos, esta diferencia pasa inadvertida y parece establecerse un “contrato” de alimentación selectiva sobre lo que uno quiere frente a otro. En otras palabras, “si me gusta mucho tu obra, me debes conceder el control de la misma”. Ningún escritor busca esto. Todos quieren publicar su obra, contar con personas que la aprecien y sentir la libertad para continuar creando.

 Link

Ni que decir tiene que me encanta la serie de principio a fin… El resto de chorradas que diga la gente, exceptuando los halagos y la crítica sana; se los pueden guardar para sus cuchicheos de café con orugazo…

Es tan real como la vida misma, por eso ha enganchado.

Nos hemos creído eso de que el poder corrompe… Por los ejemplos que tenemos día a día (llámese Bárcenas, Florentino o Puigdemont…) y JdT no es más que el ejemplo de eso.

La revolución está en no corromperse (Jon Nieve, los Stark, incluso Tyrion)…

Hemos visto que todo se puede perdonar e incluso se puede revivir a los muertos.

Hemos visto que el más tonto se queda con el trono y la gente le aclama y mata y muere por él (Robert Arryn o Joffrey Baratheon o Trump o Maduro…)

Hemos visto que los últimos que mueren, los que más aguantan y sobreviven a todo son los más fuertes, en el sentido físico de la palabra; (Sandor Clegane, El Perro; Gregor Clegane, La montaña…)

Hemos visto como el más cruel (Ramsay Bolton) llegó a ostentar mucho poder, incluso se folló a la reina de Invernalia y con ello casi destruye los sueños de muchos… De esto, prefiero no poner ejemplos, porque igual me denuncia alguna corona que otra…

Hemos visto como una religión hace milagros de la mano de una sacerdotisa (Melisandre o La mujer roja) y “nos libra de todo mal” con su magia… y comete delitos execrables y obtiene penitencia.

Hemos visto a los muertos poniendo en jaque a toda la humanidad, con este tema me pasa lo mismo que con los monarcas crueles, no quiero nombrar a los muertos que arropados con sus hordas de seguidores siguen maltratando nuestros días cotidianos, por temor a sus represalias; siempre desmedidas…

El caso es que JdT es una maravilla por ser el reflejo de nuestra sociedad. Es una alegoría magnífica. Al alcance de casi todos los que se quieran acercar, menos los de siempre, los esclavos en la serie, el Tercer Mundo en la vida real.

Una serie necesaria. Una visión que la gran mayoría no creo que la haya visto como yo. Pero es lo que hay, por eso siguen quienes siguen ostentando los poderes y creemos que los verdaderos héroes son los que no sucumben a los “encantos” de esos poderes.

Otra realidad es posible, no matando a los que son malos… Con no darles el apoyo necesario para manejar ese poder, basta.

Viene el spoiler, pero es necesario.

No sigáis leyendo sino habéis visto el final.

El último capítulo es maravilloso.

La muerte de Daenerys Targaryen, tan necesaria desde que “concibió” a sus dragones.

El principio de la democracia moderna encarnado en el buenazo de Samwell Tarly.

El discurso del enano esposado que alaba a la propia serie y a la vez encumbra el motivo fundamental de la misma.

La responsabilidad que supone un cargo y su mayor necesidad para ostentarlo: el pasado (no lo sé explicar del todo bien, me refiero a las consecuencias de nuestros actos en la vida). No es necesidad la palabra, es otra pero no me sale.

La muerte de los “malos” y la desaparición forzada de los motivos que les otorgaban sus poderes (llámese dragones o fortalezas o pueblos oprimidos y maltratados)

La necesidad de “quemar” literalmente las ambiciones con la fundición del trono que tanto ha corrompido…

Lo dicho, maravillosa serie y maravilloso final. Un final tan abierto como las tierras aún no dibujadas en los mapas que va a explorar Arya Stark.

Podría escribir más reflexiones y pensamientos que me vienen a la cabeza, vendrán seguro y les tendré que plasmar en letras, por mi afán por filosofar de casi todo y hablar de casi nada.

Si me preguntas por mi personaje favorito… Justo antes de votar por las Europeas… ¡Pufff! No sabría decirte, Arya Stark (si estuviera soñador), Tyrion Lannister (si estuviera jocoso), Jaime Lannister (si me pongo romántico)… Pero como estoy saliente de noche, recién levantado, con hambre y deseoso de entrenar esta tarde para afrontar otra maratón de montaña y acabarla; yo diría ahora mismo Sandor Clegane (El Perro)

Llamame rarito y feo… Acertarás.

Hasta otro rato, que nuestra historia defina nuestro final; siendo honestos en todo momento.

Ciao, ciao…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s